lunes, 28 de julio de 2014

Los penúltimos de Puyol (Huesca)

puyol
Puyol -Monesma- (Ribagorza, Huesca).
Queridos lectores:

El post de hoy es el resultado de un recorrido por el Prepirineo de Huesca que me llevó hasta un lugar entrañable: Puyol. La entrada que podréis leer a continuación es la mezcolanza de una crónica de viajes y de una entrevista realizada a los verdaderos protagonistas de esta historia: Raúl Tousa, Elisa Piqué y Manuel Morancho, los penúltimos habitantes de Puyol.

hector castro ariño
Ruta seguida.
Imagen del mapa extraída del sitio Románico aragonés.

Viernes, 11 de julio de 2014. Mi amigo Ramón y yo iniciamos una ruta por la comarca oscense de la Ribagorza, concretamente por su lado sureste. Ramón es un montisonense entusiasta de la montaña y una persona a la que le gusta aprender constantemente. En mi caso, la aventura y el deseo de interrelacionarme con las gentes de los distintos lugares son características intrínsecas a mi persona. Si a todo ello le sumamos el hecho de que a ambos nos apasiona explorar y caminar por los pueblos más pequeños y por las aldeas y pedanías más minúsculas del orbe, obtenemos la mezcla perfecta para embarcarnos en una excursión prefijada pero sin rumbo fijo. Ramón conoce los lugares más recónditos de la geografía española. Yo, de momento, me conformo con recorrer palmo a palmo el territorio aragonés.

Fijamos el punto de encuentro en la capital histórica y cultural de La Litera, Tamarite de Litera (Tamarit de Llitera). Desde allí, con un mapa de Prames y una cámara fotográfica iniciamos nuestra ruta hacia Luzás (Llusás). Esta pequeña localidad ribagorzana era la que debía marcar el sentido de nuestro recorrido. A pesar de ello, antes de llegar a esta villa medieval nos detenemos en Tolva (Tolba), otro pequeño municipio que no llega a los 150 habitantes. Después de callejear, hablar con los paisanos y admirar su arquitectura retomamos el camino hacia Luzás. No tardamos en demasía en llegar, más bien tardamos bien poco por la carretera HU-V-9321 que une ambos pueblos. Una vez en Luzás, repetimos el mismo ejercicio anterior: paseo, charla con los vecinos y captura de imágenes. Esta vez nos detuvimos más tiempo. Continuamos dirección norte por la carretera HU-V-9321 hasta llegar al desvío de Almunia de San Lorenzo (Almunia de San Lloréns) y San Lorenzo (San Lloréns). Nueva parada. En esta ocasión solo caminamos entre sus casas capturando alguna imagen curiosa con la cámara, pero sin poder hablar con nadie, ya que ambos diseminados están deshabitados. En Almunia de San Lorenzo nos llamó la atención el gran número de herraduras que decoraban paredes, maderos... La herradura es un ornamento con función mágico-espiritual en muchos lugares del Prepirineo y del Pirineo, pero nunca había visto tantas en un solo pueblo. A escasa distancia de Almunia llegamos a San Lorenzo, pueblito algo mayor aunque también deshabitado. Desde esta última aldea teníamos que dirigirnos a nuestro destino final. Con el mapa de Prames en mano íbamos identificando los caminos aunque, a decir verdad, las indicaciones de una persona que llegó hasta San Lorenzo fueron decisivas para escoger el sendero correcto. Eran tantas las ganas de conocer Puyol que los sabios consejos de quien conoce la zona no fueron tenidos suficientemente en cuenta por dos aventureros que deseaban explorar el entorno y concluir la expedición según la hoja de ruta. El paisano con el que coincidimos en San Lorenzo nos avisó de la dificultad de seguir por la senda que iba hasta Puyol y nos advirtió de que no íbamos en el vehículo adecuado para tal recorrido. Viajábamos en un todocamino, que no un todoterreno, y nuestro espíritu indianajonesco nos llevó a continuar el trayecto. Craso error. Más tarde pagaríamos las consecuencias, sobre todo el vehículo. Me ahorraré, ahora, los detalles de nuestra marcha por no ya la vereda o camino angosto o de cabras, más bien por un vericueto prácticamente intransitable para nuestro medio de locomoción. Durante la mitad del trayecto, mientras uno retiraba piedras e incluso rocas, el otro hacía avanzar lentamente el coche. No recuerdo cuánto tardamos en llegar a nuestro destino ni el momento en el que llegamos a plantearnos la retirada; solo sé que la tozudez aragonesa y el espíritu de aventura hicieron mella en nuestra voluntad de seguir adelante. El vehículo fue quien sufrió de verdad las consecuencias de todo ello. Pero antes de que pudiéramos arrepentirnos... vislumbramos los restos del castillo y de la ermita de Monesma y Cajigar que dominan, desde lo alto, la aldea de Puyol.

ermita monesma
Restos del Castillo de Monesma y Cajigar.
Ermita de Santa Valdesca (Monesma y Cajigar).

En lo alto de un pequeño cerro pero, a una altura de más de 1.200 metros, se alza la ermita de Santa Valdesca, una capilla de reciente creación (1854) en lo que antaño había sido la iglesia del Castillo de Monesma.

hector castro
Vista desde un ventanuco.

Desde lo alto del tozal se domina una inmensa amplitud, algo muy importante durante el Medioevo. A los pies de la colina se encuentra Puyol. Y hete aquí que, para nuestra sorpresa, nos encontramos a los penúltimos de Puyol, tres habitantes a los que, desde estas líneas, van nuestro agradecimiento y admiración. Se trata del matrimonio formado por Elisa Piqué (EP) y Manuel Morancho (MM), y su nieto Raúl Tousa Morancho (RT), de Casa Sarroca. A continuación, quiero compartir con todos la amigable charla que mantuvimos con ellos.

morancho puyol
Raúl, Manuel y Elisa. Casa Sarroca (Puyol).


Raúl Tousa Morancho>RT. 20 años.
Elisa Piqué>EP. 73 años.
Manuel Morancho Sesé>MM. 82 años.

(Iniciamos la conversación Raúl Tousa, Elisa Piqué y Héctor Castro).

HC- El nombre del pueblo, ¿cuál es?

EP-RT- Monesma.
EP- Esto es Monesma, lo que pasa que esto son grupos
RT- Son todo aldeas.

HC- Y la aldea, ¿cómo se llama?

EP-RT- Puyol.

HC- Ustedes, ¿han nacido aquí los dos?

RT- Ninguno de los dos.
EP- Ni el uno ni el otro

HC- ¿Dónde nacieron?

EP- Yo, en Monfalcó.

HC- He estado allí.

EP- Solo queda una casa en pie, está restaurada y es un albergue.

albergue monfalco
Albergue de Monfalcó.
Fotografía tomada el 22-1-2012.
monfalco
Monfalcó.
Fotografía tomada el 22-1-2012.
RT- El único que ha nacido en esta casa y que vive aquí es mi abuelo. Yo nací en Tolva. Mi madre es de aquí, de Puyol, y mi padre es de Tolva. Mi abuelo paterno es de Fet.
EP- Cuando me casé vine aquí.

HC- Raúl, ¿tú habías vivido aquí antes?

RT- Yo venía de vacaciones.

HC- Y, ¿cuánto hace que vives aquí?

RT- Ahora va a hacer dos años.

HC- Y ¿cómo te decidiste a venir a vivir aquí?

RT- Me gusta vivir aquí. Trabajo en el campo y las ovejas.

HC- ¿Cuántas ovejas tenéis?

RT- 300.
EP- Son corderos de carne.

(Se incorpora Manuel Morancho a la conversación)

HC- ¿Usted es de aquí?

MM- Sí, soy de aquí y siempre he vivido aquí.

HC- ¿Qué destacarían de vivir aquí?

EP- Se está tranquilo. Lo que pasa es que tenemos lejos los médicos. Tienes lejos muchas cosas.

HC- ¿Dónde van a los médicos?

EP- A Cajigar. Y si no a Graus.
MM- Y el hospital a Barbastro.

HC- De aquí a Barbastro, ¿cuánto tardan?

EP- Hora y pico, hora y media.

HC- Y ¿a Cajigar?

EP- Allí un cuarto de hora.

HC- ¿Y si vamos a Graus?

MM- Pues... 50 minutos.

HC- Y tú, Raúl, ¿qué destacarías de aquí? Un chico joven como tú, ¿qué destacaría de este lugar para decidirse a venir a vivir aquí? Hecho que yo admiro y que me gusta, el venir a vivir al pueblo de los abuelos.

RT- La tranquilidad. Después, también el hecho de que no están los veraneantes que se creen los amos. En verano, hay sitios a los que vienen cuatro veraneantes y se creen que son los dueños del pueblo, y tú has que vivir por ellos. No.

HC- Y el fin de semana, ¿vas de fiesta o no?

RT- Alguno que otro. Con amigos de Tolva, de Benabarre, de Graus...
EP- La gente joven, pues se conocen.

HC- Y, aquí en verano, ¿no viene nadie más?

EP- Los primeros años sí que venía gente, ahora poca... el uno que se ha hecho mayor, el otro que no puede, el otro que tiene otra cosa y... no vienen.
MM- Cuando eran más jóvenes, los vecinos, aquí venían a pasar el verano. Pero ahora se hacen viejos y ya no les va tan bien de venir.

HC- Y a ti, Raúl, en el futuro, ¿te gustaría vivir aquí?

RT- Si ya me he quedado aquí.

HC- Pero, ¿ya te quedarás?

RT- Ya.
(Risas de Manuel Mornacho).
RT- Ya, para siempre.
EP- Los abuelos contentos.

HC- Y tus padres, ¿qué dicen?

RT- Nada, ¿qué van a decir? ¿Qué van a decir?

HC- ¿Ellos suben aquí?

RT- Algún día también.

HC- Cuéntame. Aquí tenéis luz con paneles solares, ¿cómo funciona?

RT- Son unas placas que recogen los rayos solares y tienen unos transformadores detrás. Transforman la energía y llega donde tenemos las baterías en grupos y allí, a través de otro transformador, transforma la corriente a 220. Entonces, se guarda en batería, y de la batería la va mandando para casa. Y cuando llega a faltar la electricidad en casa, que baja un nivel, automáticamente se enciende un grupo para que no se note la bajada.

HC- Y ¿tenéis las 24 horas del día luz, y podéis enchufar todo?

RT- Sí. Si te pasas, pues se enciende el grupo

HC- Y televsión, ¿podéis ver cualquier cadena?

RT- No, cualquiera no.
EP- Todos, todos no se ven.
RT- Normalmente se ven las de TVE; la aragonesa; Telecinco, que se pilla de rebote y, después, sobre todo las catalanas.

HC- ¿Tenéis agua corriente?

RT-EP-
EP- De depósito.

puyol
Raúl y Elisa. En el fondo, el depósito de agua.

HC- Y, ¿se duchan con agua caliente, o no?

EP- Si la calentamos, sí.

HC- ¿Cómo la han de calentar?

RT- Con una olla.

HC- Como en la casa de mis abuelos cuando yo era pequeño.

EP- La calentamos porque sale fresqueta, el agua.

HC- Aquí, entre ustedes, ¿cuál es la lengua que hablan?

EP- Chapurreat.

MM- No es catalán ni castellano.

HC- Ustedes, ¿han salido de la comarca, de la provincia o de Aragón? ¿Cuál es el lugar más lejos al que han ido?

MM- Sí, a Madrid, a Barcelona...

HC- Y cuando van a una ciudad tan grande comparado con Puyol, ¿qué piensan?

(Risas de Manuel Mornacho).
RT- Agobio 100 por 100.
EP- Lo que pasa es que cuando vamos ya vamos con autobuses, ya vas en cuadrillas, y vas con otra gente.

HC- Y al extranjero, ¿han salido?

MM- Hemos ido a Francia. Hemos hecho dos viajes a Francia.

HC- Había escuela en Puyol?

EP- No, en Puyol, no. Abajo, en Monesma.

HC- Y ya para acabar, que no os quiero entretener más ¿Cómo es un día a día aquí? Por ejemplo, Raúl,

RT- No miro el reloj. A las siete y algo. Me levanto, desayuno y me voy al corral y le doy de comer a los corderos y a las cuatro crabetas. Trabajo en el campo y también saco las ovejas a pastar.

HC- Ustedes, ahora, ¿también trabajan?

EP- Hombre, ahora tenemos que ayudarle.

HC- Bueno, pues encantado de haberles conocido, ha sido un auténtico placer charlar con ustedes.

La verdad es que fue una conversación deliciosa, unos momentos compartidos con personas auténticas en toda su esencia. Como anteriormente he comentado, el coche sufrió algún percance, el cual ahora pasaré a describir.

Tras bajar del Castillo de Monesma, descubrí que el todocamino tenía la rueda delantera derecha pinchada, estaba totalmente aplastada. Mi amigo Ramón condujo el vehículo hasta un pequeño llano que aprecié unos metros más abajo. Ahí fue el inicio de una pequeña odisea. Tuvimos problemas con el gato, por lo que tuvimos que recurrir a nuestros amigos de Puyol. Raúl, un chico de apenas 20 años, hizo uso de un potente gato que tenía en su vehículo. Una vez cambiada la rueda, observamos cómo el nuevo neumático no estaba lo suficientemente hinchado como para aguantar el viaje de vuelta. ¿Qué podíamos hacer en medio del campo? ¿Cómo solucionar este nuevo contratiempo? Raúl, que se convirtió en nuestro ángel de la guarda, nos echaría de nuevo una mano tras la entrevista relatada unos párrafos más arriba ya que, una vez concluida la misma, hinchó la rueda del todocamino con un compresor que conectó a su tractor. Increíble. Este chico tenía soluciones para todo; él sí que es un auténtico hombre-bricomanía que nada tiene que envidiar a aquellos que aparecen en la pequeña pantalla.

tractor raúl tousa

Ahora sí que podíamos iniciar el regreso a casa aunque, en esta ocasión y, siguiendo las indicaciones de nuestros nuevos amigos, lo hicimos siguiendo una pista hasta Noguero y, allí, cogeríamos la A-2613 que nos llevaría hasta la altura de Castigaleu donde empalmaríamos con la HU-V-9321. Esta última vía y, en dirección sur, nos conduciría hasta enlazar en Tolva con la SG-22229-02 cuyo recorrido, también en sentido sur, nos permitiría más adelante conectar con la N-230, la cual nos llevaría hasta las puertas de La Litera. Durante el trayecto el coche mostró sus heridas de guerra. Faltaba potencia, velocidad, ruidos extraños... aunque lo peor estaba por venir. Una vez en la localidad de origen, el vehículo se paró, literalmente, cual caballo exhausto después de una jornada de galope sin tregua. No me quejé en exceso ya que, analizando la situación y las circunstancias, el todocamino aguantó hasta encontrarnos en casa, en lugar seguro, igual que los fieles y leales equinos hacen con sus jinetes en las clásicas películas del Oeste.

Llegados a este punto, solo queda echar el cierre a este episodio y os emplazo, queridos lectores, a reencontrarnos en el próximo artículo así como converger en una futura crónica de algún otro viaje apasionante como el descrito en las presentes líneas.

casa sarroca puyol


Vocabulario Aragonés (1)
Pueblos abandonados (1)
Las fotos del día (3)

domingo, 27 de julio de 2014

viernes, 18 de julio de 2014

'El análisis de Héctor Castro' (2), en "¿Qué opinas?" - Swing Radio

qué opinas
Swing Radio - www.swingradio.es
¡Que nadie te lo cuente!


El análisis de Héctor Castro (viernes, 18 de julio de 2014)

Audio del programa (web de JB Rodríguez)


gráfico

Buenas noches. Que las cifras macroeconómicas están mejorando y que, a su vez, la economía doméstica está también progresando, aunque muy lentamente en este último caso, son datos que ya todos conocemos. Que aún estamos sufriendo los efectos de una devastadora crisis económica es algo evidente. Permítanme hoy destacar, sin embargo, una de las pocas cosas positivas que esta recesión económica nos ha traído: el desarrollo sin parangón del mercado de segunda mano.

mercado segunda mano

Esta semana hemos conocido que la empresa Ebay, especializada en la compra-venta por internet a nivel mundial, ha crecido un 13% en sus ingresos trimestrales, gracias sobre todo, a su división PayPal. En España, el 50% de los internautas recurrió en 2013 a plataformas online para adquirir productos usados, según informaba ayer el diario El Economista. Y no solo eso, los tradicionales rastros y mercadillos que se celebran en muchas de las ciudades de España han visto, en estos últimos años, un repunte en sus transacciones; ejemplos los tenemos en el Rastro de segunda mano de la plaza Luis Casanova de Valencia; en el Rastro de la Sierra de la localidad madrileña de Collado Villalba; el Mercadillo de Morata de Jalón en la provincia de Zaragoza o la consolidación del Mercat de Repesca de Lleida.

mercadillo

El intercambio, la venta y la compra de artículos de segunda mano es, por una parte, una actividad que ofrece una segunda oportunidad a muchos productos que, de otro modo, irían directamente a un contenedor mientras que, por otra, favorecen un comercio solidario y ajustado a las necesidades de todos. Estamos ante una forma de revitalizar el consumo y, a la vez, ante una manera de sociabilizar, en algunos casos, las operaciones mercantilistas tan deshumanizadas que rigen en la actualidad.

El mercado de artículos de segunda mano mueve, aproximadamente, 2.300 millones de euros anuales en España, según un estudio del digital Segundamano.es. Además, si tenemos en cuenta también las compraventas de coches y pisos de segunda mano, estas operaciones mercantiles suponen un 9% en el PIB de España, según el mismo estudio. Por todas estas razones, los españoles vamos teniendo, cada vez más, menos prejuicios por este tipo de transacciones y nos vamos acercando a la visión y protagonismo que, en los países nórdicos y anglosajones, les dan a este tipo de transacciones.

rastrillo

Así pues, este humilde cronista de la actualidad se felicita hoy por estos datos económicos que, a pesar de que no alejan ni la crisis económica ni su propio fantasma de nuestros hogares, sí que al menos nos descubre que el intercambio, venta y compra de artículos de segunda mano nos puede proporcionar aquello que en ocasiones necesitamos y con unos precios que pueden ser mucho más asequibles en función de nuestros recursos.

Para concluir, quiero expresar el deseo de que, una vez volvamos a estar instalados en una estabilidad cíclica en el terreno económico en nuestro país y en el mundo en general, sigamos fomentando el comercio de segunda mano, tanto por internet como a través de los tradicionales mercadillos y, así, conseguir un reciclaje ecológico de nuestros productos y el fomento de unas relaciones interpersonales que, en ocasiones, están un tanto olvidadas.


domingo, 13 de julio de 2014

Hasta siempre, Jesús

Queridos amigos:

Hoy mismo por la mañana había colgado en el presente blog el último artículo de la colección Pinceladas Templarias, del autor Jesús Martínez, un gran historiador y divulgador de la Historia.

Sorpresivamente, horas más tarde y ya durante el mediodía, me han informado del fallecimiento de Jesús. Murió ayer por la noche, aquejado, desde hacía muchos años de diversas dolencias.

Desde aquí quiero enviarle un abrazo muy fuerte, tanto a él, allá donde esté, como a su familia. Quiero agradecer a Jesús sus fantásticas colaboraciones con este blog y, desde aquí, me uno en oración por su eterno descanso.

¡Hasta siempre, Jesús!

Pinceladas Templarias (y 20), por Jesús Martínez

templarios

Queridos amigos:

Con la entrada de hoy llegamos al último de los capítulos de la serie "Pinceladas Templarias" del autor Jesús Martínez. Un lunes 29 de julio, de 2013, iniciábamos esta serie que nos ha acompañado durante prácticamente un año y en la que, capítulo a capítulo, Jesús Martínez nos ha ido explicando cómo y quiénes eran los Caballeros Templarios. Espero que hayáis disfrutado tanto como yo con la lectura de esta colección de artículos sobre el Temple.


Los Maestres para la provincia España:

En esta ocasión solo nos referiremos a los maestres de Aragón y Cataluña (algunos también de Provenza), según Forey:

Pere de Rovira (1143-1158)
Hug de Barcelona (1159-1162)
Hug de Jofré (1163-1166)
Arnau de Torroja (1166-1181)
Berenguer d' Avinyó (1181-1183)
Guy de Sellón (1183)
Raymón de Canet (1183-1185)
Gilbert Errall (1185-1189)
Ponç de Rigaud (1) (1189-1195)
Gérard de Caercino (1196)
Arnau de Claramunt (1196)
Pons Marechal (1196-1199)
Raimón de Gurb (1200-1201)
Ponç de Rigaud (2) (1202-1206)
Pere de Montagut (1207-1212)
Guillén Cadell (1) (1212-1213)
Guillén de Montrodón (1214-1218)
Guillén de Azylach (1221-1223)
Robert de Puig Guigone (1224)
Folch de Montpesat (1224-1227)
Guillén Cadell (2) (1229-1232)
Raimón Patot (1233 – 1234)
Hug de Montlaur (1234 – 1238)
Esteve de Belmonte (1239)
Raimón de Serra (1240-1243)
Guillén de Cardona (1244-1252)
Hug de Jouy (1254-1258)
Guillén de Montañana (1258-1262
Guillén de Pontons ( 1262-1266)
Arnau de Castellnou (1262-1278)
Pere de Montcada (1270-1282)
Berenguer de Sant Just (1283-1290)
Berenguer de Cardona (1291-1307)
Simón de Lenda (1307).
(A partir de este año, comienzan los procesos de torturas, sangre y muerte para ladisolución de El Temple).

El Maestre Guillén de Montrodón (Guillem de Montrodón) fue el Maestre para España y se hizo cargo del niño Jaime I en el castillo de Monzón para ser educado con y por los templados, cuando su madre María de Montpellier, esposa de Pedro II “el Católico”, rey de Aragón y esposo de María de Montpellier. Cuando murió el rey en la batalla de Muret, luchando por sus súbditos que eran Herejes Cátaros Albigenses, contra las tropas del rey de Francia y por deseo expreso del Papa, codo a codo con los templarios, lo envió su madre a Monzón.


Autor: Jesús Martínez


viernes, 4 de julio de 2014

'El análisis de Héctor Castro', en "¿Qué opinas?" - Swing Radio

hector castro ariño radio
Swing Radio - www.swingradio.es
¡Que nadie te lo cuente!





¿Qué opinas? Swing Radio

Hoy iniciamos una nueva aventura radiofónica de la mano de Juan Benito Rodríguez, en Swing Radio, con el programa ¿Qué opinas? Un programa en el que se debatirán temas de actualidad con los contertulios habituales, Juan Antonio López-Amor y Amparo Blay. ¿Qué opinas? Se emitirá los viernes, quincenalmente, de 20:30 a 21:30 horas, y se podrá escuchar a través de internet.

En lo que a mí respecta, quiero agradecer la oportunidad que JB me brinda para poder analizar y opinar libremente sobre noticias de actualidad que yo mismo elijo y comento en la sección “El análisis de Héctor Castro”. Quiero dejar claro que este análisis es absolutamente personal y responsabilidad mía y que no tienen por qué compartir ni JB ni el resto del equipo del programa.

¡Nos ponemos en marcha con el primer programa!

El análisis de Héctor Castro (viernes 4 de julio de 2014)
Audio del programa (web de JB Rodríguez)

Mucho se está hablando estas últimas semanas sobre la Reforma de la Ley del Aborto de Alberto Ruiz-Gallardón. Hemos oído hasta la saciedad los términos y expresiones “derechos”, “libertad”, “progreso”, “justicia”, “sanidad”, “decisión personal”… pero en muy pocas ocasiones he oído hablar de los “derechos de los niños”, “derechos de los no-nacidos”, “derechos de los nasciturus”, “derecho a la vida del aún no nacido”, derecho a la vida del ser humano concebido pero aún no nacido. Paralelamente, alguno de los eufemismos más utilizados, también, en muchas tertulias es el de “interrupción voluntaria del embarazo”, para referirse a “acabar con una vida humana en sus primeras semanas o meses de gestación”. ¿Por qué no llamar a las cosas por su nombre? La conciencia humana siempre trata de modificar o disfrazar la realidad cuando esta no nos parece correcta o moralmente aceptable.
 
Este simple cronista de la actualidad considera que aquellas voces que reivindican el “derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo” no se dan cuenta de que no están decidiendo sobre su cuerpo, sino sobre el cuerpo de otro ser humano. Decidir sobre el propio cuerpo y sobre la propia vida tiene otro nombre: eutanasia. La eutanasia nada tiene que ver con el aborto. La eutanasia es una decisión que afecta directamente sobre la persona que toma dicha decisión, en el aborto, alguien decide sobre otro alguien. Además, creo conveniente destacar que la venida al mundo de un niño es responsabilidad de dos. En demasiadas ocasiones se oye la simplista expresión de “derecho de la mujer para abortar”, lo cual deja totalmente al margen al padre de la criatura y no es más que un tic machista disfrazado de falso feminismo aparte de, como anteriormente hemos señalado, permitir que se decida sobre la vida de un tercero.
vida

Un embarazo no es un quiste que sobresale en nuestro cuerpo, sino el inicio de una nueva vida humana de la que no podemos convertirnos en jueces. Pensar que el aborto es una cuestión relativa a la salud es creer que el embarazo es equiparable a una enfermedad, cuando realmente el embarazo no es una patología, sino todo lo contrario. Hay sistemas de supuestos, sistemas de plazos, y todos cuantos queramos proponer pero, yo me pregunto: ¿cómo se cuantifica o mide a partir de qué semana o de que día uno empieza a ser persona? Personalmente creo que desde el momento de la concepción hay una nueva vida y, en nuestro caso, un nuevo ser humano. Respecto a los supuestos, ¿qué decir, por ejemplo, del supuesto de enfermedad del feto? Pongamos por caso un niño que viene con síndrome de Down. ¿Quiénes somos nosotros e, incluso, quién es su madre, para decidir sobre si tiene que vivir o no?  A veces se justifica con la supuesta felicidad o infelicidad del niño, o con la supuesta evitación del sufrimiento del hijo, lo cual es mentira ya que, en realidad, la razón es la supuesta evitación del padecimiento de los padres, algo falso también pues, tras un aborto, los padres y, sobre todo la mujer, tienen un sufrimiento psicológico que encoge el alma. Y voy más allá. Todos conocemos en nuestras familias o en nuestras amistades personas con síndrome de Down, y son felices o no, exactamente como lo somos los demás o no. Decidir sobre la vida de otro pensando en su supuesta felicidad y/o sufrimiento es querer buscar al ser humano perfecto, al ser humano que no existe. Querer ser selectivo en los nacimientos de los seres humanos nada tiene que ver con el progreso, sino todo lo contrario, es retroceder a los pensamientos eugenésicos espartanos o nazis basados en la atroz idea de buscar personas perfectas y desechar aquellas que presentan algún tipo de malformación o de disminución física o psíquica.

provida

En la actualidad y, en un mundo globalizado y, sobre todo, con la generalización de internet, la información sobre planificación familiar y sobre los diferentes tipos de anticonceptivos está al alcance de todos en nuestro país. Adolescentes, jóvenes y, en general, todos los adultos, disponemos de un acceso directo a una amplia y completa información sobre todos los anticonceptivos así como sobre su manera de uso. Y digo anticonceptivos, no píldora del día después, que no es más que una píldora abortiva. 

Lo que las sociedades necesitan son políticas de natalidad y ayudas institucionales para las familias, sobre todo para aquellas monoparentales que se encuentren en situaciones complicadas. La solución no es eliminar el bebé antes de que nazca, la solución es ayudar a las mujeres y a los padres para que el bebé que esperan sea atendido en las condiciones más óptimas posibles una vez este nazca. Los Gobiernos, en lugar de subvencionar el aborto y las clínicas donde se practica, debieran subvencionar y ayudar a las madres y a las familias que esperan la llegada de un nuevo hijo y que se encuentran en situaciones económicas complicadas. Pero no solo eso, también deben regular y favorecer, con todas las garantías, unas bajas laborales dignas por maternidad y por paternidad que permitan que los padres puedan cuidar y disfrutar de sus hijos. Las Administraciones tienen que invertir también en Educación (guarderías públicas, formación, etc.), Sanidad y, en general, en todo aquello que beneficie al llamado Estado del bienestar. Paralelamente y, para compensar el esfuerzo económico, los Gobiernos pueden recortar, por ejemplo, en las millonarias y escandalosas subvenciones que conceden a medios de comunicación privados así como en las ayudas monetarias que destinan a empresas de titularidad privada.